Personaje: Elsa




Relato procedente: "Sumido en la Oscuridad" (Huellas del Tiempo).

Resumen: Elsa era una mujer que había dejado atrás el pasado que tuvo junto a Kith, un joven que la quiso tanto que llegó a hundirse en lo más profundo del abismo, no pudo enfrentarse a la tentación del alcohol, las drogas y las prostitutas debido a esa enorme soledad que sentía y aquel dolor al ver que Elsa había rehecho su vida con otra persona. El no poder volver atrás y no poder sentir el cuerpo de ella cerca del suyo, le hizo quedarse en coma a raíz de una sobredosis, entrando en un lugar fantástico del que eligió no salir y del que aprendió el arte de estar solo.

Nombre completo: Elsa Grimdelon Gorjas.                          Edad actual: 32 años.

Ciudad actual: Missouri.                                                           Profesión: Compositora.


Descripción física:

Mi cabello tiene un fuerte color castaño, ondulado y bastante largo; no es muy fácil de hacer porque suele volverse bastante rebelde cuando lo prefiere, como si de un horario con innumerables fechas se tratase. Mis ojos verdosos oscuro, cambiantes a castaños claro cuando me da la luz en la cara, miran hacia aquel paraíso que Kith intentó darme pero que yo tan solo le di la espalda. Mis labios finos, ahora están apretados, intentando no llorar, intentando permanecer firmes ante la idea de que no podré volver a ver a aquel joven que dejé sentado en el sofá preocupado por nuestra relación y al que yo no presté suficiente atención. Mi cuerpo esbelto a veces me atrapa, a veces, me siento tan cercana a la muerte que me siento agobiada, que me siento fuera de mí y de mi alrededor, como si fuera a caerme al suelo de un momento a otro y con un corazón que se llevó aquel amor que yo no me di cuenta de que tenía a mi lado.

Descripción de la personalidad:

Siempre he sido una persona muy liberal, alguien que va donde la lleve el viento, aunque segura de mí misma; así es como mis padres me criaron, quizá por eso no entendía la postura de Kith en cuanto a sus padres. Me gusta mucho escuchar los problemas de los demás, aunque me quedo callada sin pronunciar aquella opinión que me ha surgido en la mente en el momento en que la otra persona ha empezado a contar lo que le pasa; no suelo hacerlo porque soy tan clara que, a veces, llega a molestar aquello que digo y puedo hacerle daño a alguien. Viajar me encanta, así que, procuro hacerlo tres o cuatro veces al año, compartiendo esos momentos tan inolvidables para mí en mi blog de viajes, me gusta que mis seguidores puedan llevarse pedacitos de mi vida con ellos cuando me leen y después vuelven a la vida real con las cosas que tengan o deban hacer. La vida en pareja siempre me ha fascinado, ya que, cada uno la lleva como le gusta, cada parte pone su granito de arena en la misma y le da calor y cariño a la otra para que se sienta cómoda y querida, quizá no he llegado a apreciarlo de esta manera, ya que, desde la muerte de Kith no he vuelto a sentir nada semejante por nadie en absoluto, ni siquiera por Grayson (mi actual pareja y futuro marido).

Una educación liberal:

Como bien he dicho anteriormente, mis padres me educaron de una forma bastante liberal, es decir, habían cosas prohibitivas como no tomes drogas o no bebas alcohol pero no ponían ninguna pega cuando yo quería salir con mis amigas y volver a altas horas de la madrugada; tampoco ponían pegas cuando me quedaba a dormir con alguno de los novios que he tenido desde adolescente, ni con la ropa que me gustaba comprarme, ni con quién me apeteciera acostarme, ni me agobiaban con mis deberes. Reconozco que en la pubertad he sido bastante rebelde y que mis padres no me pusieron demasiadas limitaciones, es más, he llegado a hacer el amor con alguna de las parejas que he tenido en la habitación contigua a la de mis padres y a la mañana siguiente tener una charla graciosa sobre la noche que había tenido con mi novio la noche anterior, han sido muy enrollados conmigo. Por un lado, no me agobiaban; por otro, tenía ciertas responsabilidades a cambio.

Mi madre es médico y mi padre abogado, siempre se han compaginado muy bien, tanto en casa como en cualquier otro sitio, jamás los he escuchado discutir. He tenido un hogar bastante tranquilo y en el que he podido conversar de mis problemas libremente, aunque se tratase de sexo o de cómo coquetear con un tío lo suficientemente tonto como para no darse cuenta de que le están tirando los tejos. Me han apoyado en cualquiera de mis problemas y tengo por seguro que lo harán en un futuro, les gusta la idea de que componga canciones para grupos musicales de rock famosos, debido a mi creatividad y mi capacidad imaginativa, jamás pusieron ningún tipo de objeción en cuanto a la salida que pudiera tener o no ese tipo de "carrera profesional", me dijeron que sería algo difícil pero que podía conseguirlo con esfuerzo y dedicación.

Ser compositora:

Realmente, no sabría si deciros que es un trabajo difícil o fácil, es tan solo lo que más me apasiona. Siempre me ha gustado escribir canciones, soy muy creativa y como no me salen historias como a los escritores con talento, pues me encanta escribir cosas cortas que tengan que ver con el desamor, la decepción, la angustia, la alegría, la falta de comprensión o la muerte arrancándote de la vida y de tus seres queridos. Es una forma inspiradora de conseguir desahogarme de las situaciones estresantes que me rodean a diario, es una forma de ver el mundo con letras distintas, con unos ojos con los que no mirarías ninguna otra canción, tan solo a aquella que estás escribiendo, es una forma de expresar aquello que sientes con mayor profundidad y puedes tener cierta complicidad con tus emociones, compartiéndolas con el mundo.

Me ha costado muchísimo conseguir clientes, conseguir que grupos de rock se interesasen por mí, por aquello que yo escribía. Lo que ha hecho que mis letras fueran visibles al mundo fue mi constante originalidad, la fuerza que expresaba en ellas y el cariño que siempre me ha inspirado a escribir, así que, ésto hizo que todo se volviera más fácil para mí profesionalmente hablando; además, todo ésto es una enorme satisfacción, ya que, puedo compartir mis letras con el resto del mundo y, también he llegado al amplio aspecto de ser solista. Lo que me gusta de esta última parte es lo que se puede expresar tocando una guitarra eléctrica, inventándote totalmente los acordes y siendo tan solo tú en medio de un montón de personas escuchándote, sintiendo aquello que estás tocando, es simplemente mágico... Supongo que todas estas cosas me han hecho visible y hacen que las personas quieran conectar conmigo, algo que con esfuerzo y muchísima dedicación he podido cumplir; supongo que pensaréis que al considerarlo un trabajo es algo que ya no me gusta tanto, pero no os equivoquéis, mi trabajo me encanta porque también lo considero como mi gran hobbie, mis sentimientos expresados en un hermoso papel que habla por sí mismo y es expresado al mundo con voces y acompañadas de instrumentos que motivan a los jóvenes que les gusta este tipo de música, por lo que, también me siento orgullosa de ello.

Contacto:

El primer contacto que tuve con un chico fue cuando conocí a Kith, un joven increíble que me hacía sonreír cada día, reírme de aquellas bromas divertidas que salían de su boca, conectar con mi parte sensible y expresarla como si fuera la última vez que pudiera sentirla, era muy inteligente y me cuidaba muy bien, su apoyo era visto desde lejos y le encantaba hacerlo. De todos estos sentimientos no me di cuenta de cómo intensamente los sentía debido a mi constante autonegación, al miedo que nublaba mi mente al conocer a mis futuros suegros. Fueron momentos intensos, ya que, éstos no querían que yo llegara a ser la futura mujer de Kith, no querían que formara parte de su vida en ningún tipo de sentido sin razón aparente, querían simplemente que desapareciera de su alrededor para siempre, que no era la persona indicada para compartir nuestros destinos; todo ésto me asustó intensamente, echó para atrás toda nuestra relación, ya que, Kith se veía en la necesidad de que sus padres nos dieran su completa bendición, si no me dejó claro que no estaba seguro de seguir con nuestra hermosa relación.

Nuestra relación era totalmente abierta, teníamos una confianza que no era comparable con ninguna otra, nuestra compenetración era sin igual, todo cuadraba con él más que con ninguna otra persona. Lo único que salió mal fueron sus padres, él ya no sabía por dónde tirar, ni qué decidir, al final, lo he acabado entendiendo, ya que, por una parte eran sus padres y por otra, la persona a la que quería. Todo fue helándose entre nosotros después de la acalorada conversación que tuvimos un domingo a la hora de comer en casa de sus padres, los cuales, me humillaron en público y finalmente supe qué era lo que pensaban de mí, algo que no era nada bueno. Ésto fue algo que empezó una guerra entre su familia y yo, empezando las miradas de extrañeza y asco, sin ya querer invitarme a comer, sin querer verme con su hijo y ya ni hablarme.

Guerra:

Todo este asunto se volvió una pesadilla de la que no podía despertar, acabé en un pozo tan hondo que no me di cuenta de que estaba perdiéndome a mí misma, por lo que, tuve que tomar una decisión, quizá una de las más difíciles que tuve que tomar en mi vida, ahora me doy cuenta. Las discusiones que tenía con mis suegros se traspasaban al hogar que habíamos creado Kith y yo, nuestra compenetración se iba resquebrajando y el mundo que conocía junto a él se fue nublando cada vez más hasta volverse oscuro y desapareciendo poco a poco, nos íbamos distanciando tanto que llegamos a no conocernos, llegamos a no mirarnos y la ansiedad iba floreciendo a nuestro alrededor, todo se volvía más complicado e incapaz de llevar hacia adelante.

Su familia empezó a meterse cada más en nuestras vidas, en qué hacíamos o dejábamos de hacer en nuestra casa, en nuestras relaciones sexuales e incluso, empezaron a ser una molestia cada día que pasaba, ya que, empezaron a venir a casa continuamente para acabar de terminar con nuestra relación. Todo ésto me creó una situación de estrés tan fuerte que mi decisión fue dejar atrás a Kith y a sus padres para siempre, no podía continuar así por ninguna de las maneras, debía intentar seguir adelante aunque él no lo hiciera conmigo por estar demasiado ligado a su familia, aquella que le mimaba demasiado y que le sobreprotegía hasta el punto de agobiarlo y presionarlo, hasta no querer tener nada que ver con ellos.

La muerte de Kith:

Cuando lo vi en la calle justo enfrente de mi casa, supe que Kith había tomado la decisión de dejar a su familia atrás, que había querido plantarse y seguir conmigo por encima de todo, en algún lugar de mi interior sabía que lo conseguiría pero todo cambió, ya que, empecé una nueva vida con Grayson, mi actual prometido. Le conocí algún tiempo después de dejar la relación con Kith, fue una buena forma de seguir con mi vida lo mejor que se me ocurrió pero creo que para él no fue tan bueno, ya que, unos años después de no verle, me enteré de que había caído en las drogas y que empezó a consumir desde el momento en que me vio con Grayson riéndome y divirtiéndome en la puerta de mis casa, justo antes de subir. Sus padres ni siquiera me dejaron ir a su entierro, así que, me conformé con estar al otro lado del mismo junto con Grayson cogiéndome la mano fuertemente, llorando como en ningún otro momento lo hice. Todo fue diferente desde ese mismo momento, todo empezó a ser un poco menos claro y empezaba a nublarse, pero Grayson me apoyaba en todo momento, sus abrazos fueron como la respiración que me faltaba, con aquello que necesitaba para estar completa, como la forma perfecta de seguir adelante... 

En un primer momento, Grayson fue algo que conseguí para entretenerme, para seguir desde un punto en el que me sentía confusa, era alguien que me cambiaba el ánimo, e incluso, la cara. En principio, éste fue un entretenimiento pasajero con el que me divertía y con el que se me olvidaba todo, con el que todo era mucho más fácil de lo que lo había sido ninguna otra vez, pero cada vez fue aumentando más aquello que sentía por él, era algo intenso y fuera de control, era algo que no quería dejar pasar, así que, quise que todo empezara a partir de ese momento, quería que todo empezara a ser brillante e inolvidable, en vez de triste y trastornado como lo era cuando vivía con Kith después de los problemas que tuvimos gracias a sus padres.

Grayson ha estado conmigo desde el primer momento en que nos conocimos, en los buenos y los malos momentos, ha estado presente en cada momento de debilidad, en cada situación difícil y con el que he podido sentirme apoyada como nadie, haciéndome sentir la persona más feliz y completa de lo que yo habría podido imaginarme. Me ha hecho creer de verdad que puedo seguir adelante a pesar de todo el dolor que he sufrido tanto con los padres de Kith como después de su desafortunada muerte. En vez de volverse una situación mucho más que difícil y complicada, ha evolucionado en tranquilidad y una interrupción completa de los llantos y de los fuertes sentimientos de culpabiilidad y esa sensación de querer estar con él para siempre en el otro lado del mundo, tan solo para coger su mano y volver a respirar juntos.

Un futuro diferente:

Quise empezar con Grayson una nueva vida, una diferente con la que compartir de verdad ésta con alguien, una en la que de verdad he querido sentir que las cosas pueden mejorar de esta manera, que puedo progresar, que puedo seguir sin mirar atrás y sin pensar en que quizá fui yo la que lo jodió todo, que quizá las cosas no fueron así porque yo quise, quién lo hizo fueron aquellas personas que no querían lo mejor para él, los que le demostraron que todo eran palabras y no hechos, que las cosas que Kith quería no importaban, sino eran las que le importaban a sus padres y era lo que ellos deseaban para él cuando no eran quiénes para decidir por él o por su vida.

Quizá no fue todo como yo quise, quizá el dolor fue más grande que mi pecho y quizá Kith cambió tanto mi vida que no podría olvidarlo. Las cosas puede que no cambien, pero siempre tendré esos recuerdos que compartí con él, todas aquellas cosas que nos unían tanto como para permanecer tanto tiempo juntos, quizá todo era más diferente de lo que yo creía. Mi compromiso con Grayson ha sido algo bueno para empezar una nueva vida, para empezar algo que antes no pude terminar, es algo con lo que tengo la esperanza de que transmita el amor que siempre me he empeñado en esconder y autonegar frente a otros, ésto me ha hecho abrir los ojos en muchos aspectos, entre otros, el de expresar mis sentimientos, algo que me ha sido verdaderamente difícil. Supongo que, al fin y al cabo, todos acabamos evolucionando y aprendiendo aquello que antes no nos atrevíamos a hacer o aquello que debimos hacer hace mucho tiempo, todos somos distintos pero en la vida, todos somos iguales a la vez.





Follow my blog with Bloglovin

Comentarios

Entradas populares de este blog

Especial Personajes - Primer Aniversario:

Personaje: Kurt

Personaje: Brian